Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 12 de junio de 2011

La posta (in)comprensible

Él le dice a ella (su amiga), que la quiere a ella (su amor), pero que ella (su amor) no lo quiere a él ni a nadie
TRISTEZA

Ella le dice a él (su amigo), que lo quiere a él (su amor), pero que sabe que él (su amor) aún no olvida a su ex
DESCONCIERTO

Ella le dice a él (su amor),  que lo quiere. Él (su amor) no le contesta pero tampoco se va
CONFUSIÓN

Ella le dice a él (su amor),  que se quede a su lado. Él (su amor) le dice que la quiere, pero igual se va
FRUSTRACIÓN

Ella le dice a ella (su amiga), que él (su amor) la dejó, pero que no importa porque sabe que otro (amor) vendrá
ESPERANZA

Y eso (el reloj) da campanadas cada vez más a menudo.

                                                                                                    (Si lo desea, siga completando esta posta)

viernes, 18 de febrero de 2011

(sin receta)

Mi escritorio da al cielo oriente del mundo
Justo donde esta noche alumbra la luna llena
Y en esa luz que viaja miles de kilómetros
puedo ver una película de un hombre que
(creo) conocí
Y trato de concentrarme en el futuro que bosquejo en este computador
Levanto la cabeza y está él en ese puente brillante que entra por mi ventana
Sigo completando formularios como si así rellanara mi vida de un sentido perdido
Otra vez levanto la vista y la luna está ahí, colgando perfecta de ese cielo negro
Y pienso, eso es!
Brillabas a mis ojos entre la multitud de gentes que se volvían una bóveda negra
Me pregunto si así se siente el amor

Bonus food

Receta para el buen amor: No piense, no sienta, sólo sea. Hable, cuente, comunique lo que ve, lo que huela, lo que escuche y lo que palpe. Sobre todo lea y medite cada día. El secreto está en el equilibrio (femenino/masculino. Lo mío/lo tuyo. Tu espacio/el mío. Mis expectativas/tus expectativas) y en la pasión carente de temores. Agregue una pizca de encanto y corte el control en tiritas muy finas, casi casi hasta desaparecerlas. El toque final es el abrazo, sobre todo en luna llena. Que lo disfrute! J

viernes, 31 de diciembre de 2010

TE DECRETO, 2011


Porque ya no será lo que dios quiera
Ni lo que los otros quieran
Ni lo correcto ni lo debido
Porque no creo en las casualidades
Porque confio
Porque quiero
Te decreto, 2011

Me limpio de las cargas
De los temores y los deberes
Los escribo y los quemo
Para que en cenizas queden y el olvido al viento los lleve
No quiero más de eso, al fuego para limpiar los boto.
Ante la hoguera respiro profundo y no estoy sola
Bajo las expectativas y las ilusiones
Transmuto lo que fui y doy gracias
Porque aprendí, tardé, pero aprendí.

Por eso te decreto, 2011
Año que me espera con los brazos abiertos
Para divertirme, crear, expresar, sanar
Año que traerá regalos para elevar mis cinco sentidos

2011 te decreto para descubrir lo bueno
Redescubrir lo escondido y mostrarlo al mundo
Serás el año para concretar mi proyecto anhelado
Para poner a prueba la paciencia tan esquiva por estos lados
Abrazar más, criticar menos.

Te decreto 2011, como el año A corazón abierto

Fuera las armaduras, más arte, más confianza, más naturaleza

Te decreto 2011, año de la vida plena.

¡Y así sea y así será!

miércoles, 27 de octubre de 2010

Al revés (y Viceversa)

(Egon Schiele - Agony)

No sé porqué cuando más tiempo me he sentido feliz y el telón cae de pronto me descubro más triste que nunca. ¿Será que el regocijo de la esperaAnza consume la energía sanadora y me ahoga? Y me da por leer tristeza en letras, y escuchar canciones que penetran como cuchillos filosos que cercenan mi cuerpo ya acéfalo de amores. Y, como antes, recurro a los abrazos cristalinos que tantas veces me salvaron de la agonía y entonces, con horror, descubro que la maldita ha creado anticuerpos...y no sé porqué me sonrío. Sí, estoy jodida pero prontamente me sentiré radiante ( otra vez).

Viceversa
(Mario Benedetti)

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte
tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte
tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte
o sea
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

El juego de la escondida

"Un día le sigue al otro, y un mes nos conduce a la próxima estación,
y la luz juega a las escondidas...”.JPB

Y la emoción de jugar a las escondidas es no saber cuándo y cómo será el otro encontrado. A veces el escondite de ese otro es tan profundo, seguro, estratégicamente ubicado, insondable, resguardado, que hasta el propio escondido no encuentra la salida.

Mientras, la que busca, en la persistencia de encontrar al escondido, se pierde. Y ya no sabe dónde buscó para no volver allí, y no sabe qué ruta seguir para llegar al escondite del otro. A veces se pasa tan cerca del escondido que el corazón late fuerte porque se siente el olor a reencuentro.Y la verdad es una, la que logra pillar al escondido es porque éste quiso ser descubierto.

¿Quién será la que correrá a la pared y gritará el nombre del buscado?

lunes, 29 de marzo de 2010

Presencia (o reconstrucción en el cielo)

I

Es lindo Valpo
El tiempo me enseñó a apreciarlo
Su encanto es sus colores, su historia, sus aromas, sus escalas
Es su forma de ojos redondos y curvos que miran al mar
Su encanto fue mi amor que rodó en los subibaja de sus callejuelas
En una cárcel que cuida el
puerto fue mi primera ‘pequeña muerte’
El ser de luna que puso rostro a mi sueño el culpable
Te redescubrí en un abrazo, Valpo

II
Tras el otoño y el invierno, la primavera
La del renacimiento en versión contrapuesta
Bella como tú.
Reinventarte
Por lo creativo de tu ser, por lo porfía de tu alma y porque sí
Y porque quiero y qué

III

¡¿POR QUÉ?!
Esa fue la pregunta del ocaso de un verano
Entonces inicié la búsqueda de la respuesta
Como nunca antes me entregué al tiempo, al silencio
La ruta de mi reencuentro…

IV

La pausa reconforta el alma
La distancia deja ver con claridad
El mejor remedio para el caos, el goce sin reloj en mano
Dejarse querer, la terapia perfecta.

V (el espejo)

Estoy hecha de amor
porque nací de un abrazo eterno y estremecedor
Estoy hecha de alegría
porque nací de un encuentro feliz
Estoy hecha de ilusiones y futuro
porque hubo meses de espera
Estoy hecha para sanar, para cuidar y contener

VI

Tu victoria es seguir pese a los obstáculos, estocadas de vida directo al centro de tu amor
Tu victoria es ir adelante marcando la ruta y abriendo portales, no a ti sino a otros
Tu victoria es vivir pese a la muerte que alguna vez acechó mi (tu) cuerpo
Tu victoria anhelada llegará envuelta en letras reconocidas y al unísono con mi Alma
Así sea

VII (la presencia)

Y fue la luna llena de marzo, espesa de niebla la que trajo la noticia
Cobarde entre nubes como ella misma pintada de post vida
Tímida y vergonzosa recién empieza gritar que es mujer
Porque era (es) tímida, cobarde y vergonzosa

Espera en parálisis, temeraria
Suelta en amarras eternas de expectación, controladora
Ama a todos esos hombres que son hijos, cobarde
Busca la perfección, ignorante no sabe que es una ilusión
De regreso sus lágrimas quiere, en el vacío no sabe navegar
Ciega, no ve que es la libertad.

martes, 13 de octubre de 2009

Autorretrato en Soy y Quiero

Soy una mujer de 32 de acuerdo a los años Hija amada para mis padres y única hermana de mi hermano Intensa muy intensa en las emociones para unos Un círculo de alegría para otros Un centro de ternura y calma cuando ama Certera y oportuna cuando trabaja Expresiva e impetuosa a ratos y apasionada siempre Soy un cúmulo de emociones Soy energía sanadora aunque a ratos no lo sepa ni lo entienda Soy una fuente de lágrimas constantes que limpiaría a muchos si sólo supieran el caudal que sale de mis ojos de gato Soy amor que quiere abrazar y dormir acurrucada en calor Soy creatividad y fuerza Soy ingenio bullente Soy mujer Soy vida y fábrica de otras vidas Soy sangre torrentosa que envuelve Soy aire que hace despegar y volar Soy una mezcla de arrojo y sosiego que se reencuentra con sus yomismas Soy la amiga oído atenta a escuchar y una boca pronta a aconsejar Soy la hija esperada Soy las ilusiones de mi madre y las esperanzas de mi padre Soy mucho de lo que quiero Y Seré esa que trae de la mano a su Alma la sincronía perfecta del amor.

Quiero respirar libre y respirar feliz Quiero correr sin cansarme y si me canso quiero poder parar y volver a correr Quiero gritar cuando quiera hacerlo y reír a carcajadas mucho tiempo Todo el tiempo Dibujar una sonrisa en mi rostro para quien quiera verla y contagiarla Quiero sentirme en paz para que nada me atormente para no extrañar a nadie Quiero amarme tanto para no sentir desamor Quiero poder curarme de esta pena que hace sombra y esconde lo bueno a mi alrededor Quiero mirar y ver lo bello que tengo que es casi todo y dejar de llorar por el casi Quiero pensar que estaré mil años en este mundo Quiero vivir en mí Ahora quiero abrir ventanas para buscar y cerrar puertas para soltar.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

La cajita de velador


La cajita de velador guarda algunos secretos Allí atrapado estaba el mío el de las perlas y aún escondido el de él Como río torrentoso o como mar de julio Como represa a punto de estallar o tormenta chilota Así corren mis lágrimas cada noche y se depositan en la cajita con cara de muñeca y ojitos brillantes que un día llegó a mi velador traída por buenos aires en las manos del mago Cajita de círculos que llevan al mismo centro al mismo comienzo y al mismo final Cajita que por las mañanas se abre y regala las lágrimas en perlas Perlas que vuelven a caer envueltas en luna como río, como mar, como represa A veces la cajita con cara de muñeca me mira con esos ojitos que esconden la trilogía de mi vida Trilogía que completa no he podido descifrar En 692 días sólo he descubierto mi propio secreto, el de las perlas mas no el del mago Y todas las noches la cajita de velador guarda las lágrimas para convertirlas en perlas las que susurran el secreto del mago a mis oídos Oídos sordos que no quieren escuchar.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Amor de cangrejo...como escorpión venenoso

Te mira, te sonríe, te rodea, te huele, te lleva al cine, te toma la mano, te besa, te besa, te besa Y en los besos te roba el aliento, la vida, te succiona, toma lo mejor y se va, se va, se va, pero antes en palabras lindas y en acciones de barata estrategia te envenena, te mata, te pudre, te hipnotiza para cuando quiera mal hacerte el amor.

Cangrejo venenoso, del oscuro lado de la luna, por eso mal amante, porque has muerto. En lugar de cinco pares de patas llevas cinco pares de cuchillos para clavar, certero, en buenos corazones en tus días sin Sol.Vagas por el fondo de cama en cama para calmar tu infinita inseguridad y tus manos son las tenazas para capturar y manipular.

De las cuatro mil especies de cangrejo tú eres el peor, te vistes de dulce caparazón y simulas tu amor de cangrejo, venenoso y letal.

Tu cáscara encubre tu confusión mental que se despeja cuando quieres herir a tu presa y yo he sido presa y he muerto de tu venenoso amor y aquí estoy, convertida en cangrejo, muerta por el desamor de un infeliz.

Shhhhh SILENCIO...

"Lo siento mucho, perdóname, te amo, gracias".

domingo, 5 de julio de 2009

Los días importantes



La segunda mitad del año comienza en medio de una alfombra de hojas
La desnudez de los árboles se parece a la del alma cuando un ciclo se acaba
Esta segunda mitad del año se vino marcada por la lluvia y sus lunas
Por un invierno que se viene cargado de despedidas, de partidas y nuevos abrazos.

Como dijo uno de los amorosos de Sabines, este ciclo tiene punto de partida, un lugar “donde al sol no le importa brillar menos... Y la lluvia ilumina los corazones!”. Ahí está el camino nuevo, con un espacio de transición para no huir, con una mente que se acalla para no pensar, con una sonrisa que invita a comenzar entre cariños desconocidos, pero regalados del mismo lado de la trinchera.

Los ciclos nuevos por lo general vienen recargados de colores:
De plata con poderes que te hacen dormir,
De azul con tinta que te hacen brillar
De rojo musical para bailar
De morado pluma que te acompaña a viajar
Y de blanco con palillos para abrigar.


La segunda mitad del año está presto para completar los treinta y dos que bien sabrán caminar en línea recta sin mirar atrás, después de todo, el día más importante de mi vida, de cualquier vida, es un día normal en el que vives y haces lo que sabes hacer sin esperar a que ocurra ese algo extraordinario.

Nunca sabemos cuál será el día más importante de nuestras vidas, hasta que nos vemos en medio de él…Cuando descubrimos que queremos que un día no se acabe jamás, esos son los días más importantes de nuestras vidas.

(Les regalo la letra de una canción que también es poesía)

No pienses de más
(Jorge Drexler)

No pienses de más,
cuando te quedes sola.
No pienses de más,
no dejes pasar las horas.

La vida es así,
cambia el tiempo,
cambia la estación,
no siempre se encuentra
una razón...

No pienses de más
No pienses de más
No pienses de más

No esperes de mí
que venga y te lleve lejos,
no esperes por mí,
yo no puedo dar consejos.

No me hagas hablar,
no te traigo más
que esta canción,
yo no entiendo
ni a mi corazón...

No pienses de más
No pienses de más
No pienses de más

No me escuches
no ves que estoy dolido...
No me sigas,
yo también estoy perdido...

Y no todo se ve
mirando por una lupa,
no todo se ve,
no sé de quien fue la culpa,

nunca lo sabrás,
cambia el viento,
cambia la estación,
no siempre se encuentra
una razón...

No pienses de más
No pienses de más
No pienses de más

viernes, 1 de mayo de 2009

Ellas, yo, esa


Los ojos secos.
La boca cerrada por labios secos.
Por los ojos, por la boca, esa mujer que fue, se apaga.
La lucha de hembras comienza
para que la hija de la rabia
no se lleve con su síndrome a esa otra,
la escondida por años.


viernes, 20 de marzo de 2009

Algunos








“Después de todo el tiempo que pasó
la herida va por dentro y no cerró
Qué locas son las cosas
que al alma se le antoja
conservar..."
Después de todo el tiempo, Aznar/Lebón.





Hay un momento en la vida de algunos, en el que los recuerdos se escapan cuando menos te lo esperas. Y cuando hablo de algunos me refiero a esos pocos valientes que con el corazón en la mano, las razones y los juicios a un lado, se atreven a buscar, a buscarse para conectarse con lo que son, pues quieren reconstruirse a pesar de los miedos y de los pesares.

Porque cuando reflota aquello que habías decidido olvidar, cuando en tu vuelo te cruzas con esa imagen una y otra vez, es porque aún no te has sanado desde el alma. Pero cuando logras observarla con los ojos de hoy, debes sentirte feliz, porque aunque no te das cuenta está siendo el mejor día de una nueva vida. Y ya no desearás rodearte de esos amargos que se esconden tras apretadas agendas para no mirar de frente, para no mirarse. Esos son los más tristes de todo. No buscarás pasar tus horas en compañía de los que han dejado de creer en el amor, aquellos que se han recluido en la soledad para no entregarse y ni siquiera tendrás el deseo de convertirte en su redentor/a.

Desearás, entonces, encontrarte y reencontrarte con esos algunos que se dan el tiempo para pensar un futuro juntos, con esos que abren sus brazos de par en par para abrazar y ser abrazados, con esos que no salen de la carrera al primer tropiezo, con esos que reparten sonrisas hasta con la mirada, con esos que dibujan y pintan en colores, con esos que se dan la maña de llorar cuando lo sienten y de reclamar de vez en cuando porque te echan de menos, nada de ángeles ni brujas ni hadas ni duendes ni fantasmas, son de carne y hueso y esas algunas suelen llamarse Natalie, Karen, Maria Paz, Carolina, Macarena, Marcela, Carolyn... y esos algunos a menudo se llaman Gabriel, Benjamín, Germán y Sebastiano...


jueves, 15 de enero de 2009

Los días "amorosos"


La luna ha crecido y decrecido y vuelto a nacer. El sol se ha hecho intenso. Las flores de mi cactus por primera vez asomaron de naranjo intenso y ya se fueron.
Riego mis plantas cada día para que no mueran por falta de caricias. He dejado de viajar al sur y sólo miro al norte, como arrancándome. He llegado a este 09 sin querer ni pensar. Mis amigos tienen planes para el próximo abril, otros para el próximo septiembre. Suerte la de ellos que colman sus días de a par, de ilusiones y de hogar. Otros, han decidido dar el paso y saltar al vacío.

Y de voz de uno de estos "otros" fue que conocí Los amorosos, del poeta mexicano Jaime Sabines. Se los comparto.

LOS AMOROSOS

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.
Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.

Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.
Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.
Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre —¡qué bueno!— han de estar solos.

Los amorosos son la hidra del cuento.
Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.

En la oscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.

Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.

Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor como en una lámpara de inagotable aceite.

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.

Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo, complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.

Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida.
Y se van llorando, llorando
la hermosa vida.

jueves, 30 de octubre de 2008

Porque y Para (suena a despedida pero no lo es)


Porque quiero
Porque puedo
Por lo que he vivido
Por lo que queda por vivir
Porque me han querido y yo no
Porque he querido y a mí no.

Por todas las risas que me han dado
Por las que he compartido
y por las que me quedan por regalar.

Para ti que ahora lees
Para los que aún no descubren el placer de los sentidos
Para los que lo han descubierto pero huyen
Para los que viven intensamente (sobre todo para ellos)
Para los habitantes de mi pasado irreal
Para los otros, los del presente finito
Y para el resto, los que están escondidos en el futuro
Para mí, que busco y encuentro
Para mí, que encuentro y dejo escapar
Para mí, porque vivo
Y para ti, que me enseñaste un sueño en horas.

Porque justo por estos días me hace sentido, les dejo un extracto de "Manifiesto de carácter epistolar para una bahiana catalana",

"Tú quieres la aventura pero también quieres salvar. Eres tú la doctora de esos hombres malheridos que andan por ahí, incomprendidos en su genialidad y soledad. Esa soledad parida desde la imposibilidad de amar y la incapacidad de acompañar (…) saber que todas las historias de enamorados son hermosas, pero las “con final” son terriblemente hermosas... ya lo decía Rilke: todo ángel es terrible”.

(Del libro La Resaca de la Tristeza de Juan Pablo Belair)

martes, 21 de octubre de 2008

DE CONVERGENCIAS, VUELOS Y SALTOS


Con nueva piel he vuelto a lo mismos lugares,
he paseado valiente para exorcizar.
Me he sorprendido riéndome con ternura
y botado sin culpa el pasado.
He cortado sin pena mi larga cabellera
para que el viento roce mi cuello.
y elevarme al presente.

He cruzado un mar desde mi cama cada mañana para encontrarlo
pero los sueños jamás se repiten aunque de regalo hayan llegado.
Lo he dibujado con mis manos en la danza de los lunes
pero el tiempo implacable y sabio borra sus ojos en los míos.
Hasta sus palabras en el correo virtual se enfrían
¿será, acaso, por el invierno que llega en su tierra?

Y aunque lo bello de mi año de experiencia se extingue
no dejo de sentirme feliz.
Porque quizás y tal vez
vuelva a encontrarme de frente o por casualidad
algún día de algún año por venir con ese aliento dulce
que sopló justo y a tiempo mis velas
para poder seguir con una sonrisa.

Trescientas lunas han pasado con pena y con gloria
y las sesenta que quedan cargadas de aplausos para su hijo vienen.
Creciente con los sueños cumplidos nos abrigará la noche del estreno.
Será el comienzo y el fin de historias que convergen.
La suya, que emprende al fin el vuelo y de la mía,
que lo dejará volando para saltar al vacío a ver qué es lo que pasa.
Sin miedos, sin expectativas, sin penas
pero con esa sonrisa heredada del instante justo después de la resaca

miércoles, 10 de septiembre de 2008

SOBRE EL CRUCE...teoría del instante

El año de experiencia más los treinta que he vivido
huelen a chocolate con moca;
saben a frambuesa con crema;
se disfrutan con libertad y, sobre todo,
se degustan con sorpresa.

“En un instante hay quienes viven una vida”
o bien, podría ser, que
“hay quienes que en un instante se les va la vida de años”...
Tardé en aprender, pero aprendí.

Esta vez los astros confabularon para que ocurriera el cruce perfecto.
Y allí estuve, lista para tomar mi regalo de cumpleaños,

bello e inesperado y, por lo mismo, casi irreal.

Puedo seguir adelante con la belleza recobrada
en este septiembre que se asomó cargado de sorpresas.
Seguir con el pie derecho y sin temor a dar el paso con el izquierdo.


Me doy licencia para decretar que después de la resaca

viene un instante mágico del otro lado del mar
que refresca el alma para los días venideros.

Después de la resaca hay nuevos rostros de amistad.
Después de la resaca mis amigas, de 17 vidas, continúan intactas con una sonrisa cómplice y un cariño a prueba de lágrimas.

La teoría del instante suele ocurrir después de la resaca y trata de explicar racionalmente algo que ocurre de forma inesperada y, por lo mismo, describe un hecho fantástico. Por lo general, se refiere al cruce de almas que pueden en un instante vivir una vida o dejar los años de vida por ese instante. En cualquiera de los dos casos el disfrute será pleno. He dicho.

jueves, 14 de agosto de 2008

El Despertar


Y resulta que cuando uno menos se lo espera, el destino te guiña un ojo, te abre los brazos y te hace despegar montada en frescos aires para despertar a una nueva historia...
Maestro, música
Amigos, salud
y ustedes, aplaudan por favor!

sábado, 9 de agosto de 2008

De danza, femeneidad y otros regalos

Seis mujeres bailan al ritmo de tambores.
Seis diosas viajan por la tierra, por el aire, por fuego y agua.
Ellas son la fuente del amor, la belleza y la ternura.
Aceite de rosas en el pecho para abrir el corazón.
Aceite de rosas para abrir el alma y recibir los regalos:
Valentía, fuerza, FEMENEIDAD, creatividad, alegría.

Danza en la tierra para sentir el mundo,
danza en el aire para soñar,
danza en el agua para acariciar,
danza en el fuego para encontrarme…
Suave, frágil, en paz.

Aquella noche de luna creciente
mi cuerpo de mujer en ofrenda en la danza
para recibir.
Aquella noche de luna nueva
bailé desde el corazón para ti.
La danza desde el corazón para dar.
Esa noche bailé para reencontrar.

Les dejó en esta ventana a dos mujeres hablando de mujeres.

Mujeres del mundo: Uníos
Arriba mujeres del mundo
La buena niña
Y la buena para el leseo
Las hermanitas de los pobres y amiguitas de los ricos
La galla chora y la mosca muerta
La galla hueca y el medio pollo
La cabra lesa y la cabra chica metida a grande
Canchera la cabra
Y la que volvió al redil
La que se echa una canita al aire
La que cayó en cana o al litro
Y la caída del catre
Las penelopes
Matas haris y juanas de arco
La que tiene las hechas y las sospechas
La que se mete a monja
O en camisas de once varas.
La mina loca la mina rica
Pedazo de mina
La que no tenga perro que le ladre
Y la que "tenga un bacán que la acamale"
Arriba las mujeres del mundo
La comadre que saca los choros del canasto
Los pies del plato
Y las castañas con la mano del gato
Las damas de blanco azul y rojo
Las de morado
Las damas juanas y damiselas
Todas las damas y las nunca tanto
La liviana de cascos
Y la pesada de sangre
La tonta que se pasó de viva y la tonta morales
La que se hace la tonta si le conviene
La que no sabe nada de nada
Y esa que se las sabe por libro
La madre del año arriba,
Madre hay una sola
Y las que se salieron de madre
Arriba mujeres del mundo:
La cabra que canta pidiendo limosna
La que como le cantan baila
Y la que no canto ni en la parrilla
Arriba todas las que tengan
Vela en este entierro
La que pasa la lista
Y la que se pasa de lista
La aparecida y la desaparecida
La que se ríe en la fila
Y la que ríe último ríe mejor:
La natasha la eliana la pía
La paz la anamaría la lila
La angelina y la cristina
La que anda revolviendo el gallinero
La que pasa pellejerías
Y la que no arriesga el pellejo
La dejada por el tren
O por la mano de Dios.
Que se alcen las mujeres con valor
las pierdeteuna
y las que se las ha perdido todas
la percanta que se pasa para la punta
y esa que apuntan con los fusiles.

(Teresa Calderón)

Nueva tesis feminista
¿Cómo decirte
Hombre
que no te necesito?
No puedo cantar a la liberación femenina
si no te canto
y te invito a descubrir liberaciones conmigo.
No me gusta la gente que se engaña
diciendo que el amor no es necesario
-"témeles, yo le tiemblo"
Hay tanto nuevo que aprender,
hermosos cavernícolas que rescatar,
nuevas maneras de amar que aún no hemos inventado.
A nombre propio declaro
que me gusta saberme mujer
frente a un hombre que se sabe hombre,
que sé de ciencia cierta
que el amor
es mejor que las multi-vitaminas,
que la pareja humana
es el principio inevitable de la vida,
que por eso no quiero jamás liberarme del hombre;
lo amo
con todas sus debilidades
y me gusta compartir con su terquedad
todo este ancho mundo
donde ambos nos somos imprescindibles.
No quiero que me acusen de mujer tradicional
pero pueden acusarme
tantas como cuantas veces quieran
de mujer.

(Gioconda Belli)
(Este es porque bailé desde el corazón
y va dedicado a mi paciente)
Devoluciones
Devuélveme mi corazón, viajero.
Tú te irás -me lo dices-,
montado en alado pegaso te alejarás
y dejarás sólo noches solas a mi alrededor.
Por esto, antes de que dobles el hueco del camino,
debes dejarme puesto en el pecho el corazón.
No te atrevas a llevártelo escondido en el equipaje
tentado por el deseo de acariciarlo
cuando encuentres que no encuentras otro
tan rojo, tan amante, tan lleno de cantos para vos.
Debes devolverme la roja lámpara
que alumbrará otros caminos andantes de mi pecho.
Debes dejármelo palpitando, trasplantado,
un poco enfermo seguramente,
pero vivo y aleteando vida.

Yo envolveré en una manta mis largos pies.
Te los daré para que, nerviosos, te sigan,
para que ellos vuelvan a traerte todo mi cuerpo
si alguna vez quieres trópico y corazón del sol
cuando el frío y las luces de neón
te rodeen como ejércitos enemigos.
(Gioconda Belli)

sábado, 26 de julio de 2008

eNada

Enferma, apenada, llorosa
Vivo
Impaciente, ansiosa, apurada
Vivo
Sola, perdida, apretada
Respiro
Nublada, enojada, enrabiada
Persisto
Desterrada, exiliada, apartada
Muero
Tranquila, serena, decantada
Revivo
Porfiada, resignada, osada
Revivo
Revestida, oculta, confusa
Revivo
Reinventada, desclavada, liberada
Vivo
Encontrada, querida, mimada
Respiro
Cuidada, valorada, amada
Sonrío


Les comparto algo de Pena de Vida, el recién publicado libro de Óscar Hahn,

Camino de imperfección

He sido el rey de los “qué cerca estuve”
el emperador de los “casi”
el coitus interruptus
el poseedor de todos
los números ganadores
menos uno
el círculo incompleto
que no se cerrará ni siquiera
cuando exhale mi último suspiro
He vivido una vida imperfecta
y mi muerte será
la suprema imperfección


Por aquí no pasa nadie
Por aquí no pasa nadie

A veces pasa en silencio
la sombra de un animal
de ojos tristes

Y algunas noches de invierno
pasa un árbol extraviado
sin raíces


Por aquí no pasa nadie
Pasa lo que no te he dicho

Y lo que quise decirte
un día pasó al olvido

Por aquí no pasa nadie
Ni los otros ni yo mismo


Así mi corazón
Como agua
que busca un vaso
para dar de beber
y no lo encuentra

Como un vaso
que busca una boca
a quien dar de beber
y no la encuentra

Así mi corazón
boca y agua
agua y vaso
para dar de beber

y no te encuentra


Estrella fugaz
Sin el Dios del amor
sin el amor a Dios
así pasan los años

Así pasa volando
la vanagloria
de mi mundo

Mientras tanto el tiempo
ese gran genocida
afila sus guadañas

Y en lo más hondo
de mi corazón
los dioses brillan
por su ausencia

martes, 15 de julio de 2008

La pausa y el silencio

Como una pausa de resaca,
donde el día es sólo víspera
de otra noche para la quema,
un sexto sentido nos excluye.

Femenino el sabor de la indolencia.
(Ricardo Hernández Bravo)

En días de invierno
la pausa y el silencio son mi compañía.

La pausa es la ausencia de palabra, mas no de acción.
El silencio es la ausencia de palabra y de acción.

Los domingo son de silencio,
los sábado son de silencio,
los viernes se apagan en silencio,
de lunes a jueves son de pausa.

El viernes es la puerta de entrada al silencio
a veces me escabullo para no entrar,
pero la luna se encarga de que lo haga.
Por eso, hay viernes, en los que evito mirar al cielo,
en una de esas la maldita se olvida de mí.

A veces el silencio del sábado es roto por un acto de adopción,
sonrisas sinceras y reales
en una copa de vino acompañado de kubbe y falafel
me son compartidas.
Son almas rellenas de esperanza de una vida juntos
que aquí, o más al sur, será real.

A ratos el silencio del domingo es roto por un acto de adopción,
abrazos cariñosos y compasivos
en un pan recién horneado me son dados.
Son corazones honestos en espera de un futuro prometedor
que carne y hueso se hará con la primavera.

Un mínimo de soledad para el silencio y la pausa.
Soledad, pausa, silencio para mirar hacia adentro.
Soledad, pausa, silencio para dar un paso adelante.
Soledad, pausa, silencio pero con ratos de cariño.
Gracias a los que me adoptan en sábado y en domingo,
porque me dan cariño en la soledad de
la pausa y el silencio.

A propósito de silencio y de pausa,
les dejo el Silencio de Pablo Neruda y
La Pausa de Mario Benedetti


Silencio
Yo que crecí dentro de un árbol
tendría mucho que decir,
pero aprendí tanto silencio
que tengo mucho que callar
y eso se conoce creciendo
sin otro goce que crecer,
sin más pasión que la substancia,
sin más acción que la inocencia,
y por dentro el tiempo dorado
hasta que la altura lo llama
para convertirlo en naranja.

Pausa
De vez en cuando hay que hacer
una pausa
Contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana
Examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa
y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades.

domingo, 29 de junio de 2008

La resaca

Dicen que después de algo intenso viene la resaca
Dicen que el corazón se siente vacío
Dicen que después de un exceso de emociones,
Viene la reseca
Dicen que se siente pesada
Dicen que a veces uno ni fuerza tiene para caminar
Dicen que después de estar ocupado hondamente en algo o en alguien,
Viene la resaca
Dicen que a algunos les da por comer
Dicen que otros lloran todas las noches
Dicen que después del amor,
Viene la resaca
Dicen que la resaca ataca especialmente a los seres sensibles
Dicen que la padecen más fuerte las almas entregadas
Dicen que los cobardes nunca han padecido una
Dicen que lo común entre una gran pena y una gran alegría
es que después de sentirlas,
Viene la resaca.
¿Y alguien me puede decir qué viene después de la resaca?

En plena resaca me llegó un regalito,
una selección de poemas de Gonzalo Rojas (¡GRACIAS!).
Les dejo uno de ellos.

LOS DÍAS VAN TAN RÁPIDOS

Los días van tan rápidos en la corriente oscura que toda salvación
se me reduce apenas a respirar profundo para que el aire dure
en mis pulmones
una semana más, los días van tan rápidos
al invisible océano que ya no tengo sangre donde nadar seguro
y me voy convirtiendo en un pescado más, con mis espinas.
Vuelvo a mi origen, voy hacia mi origen, no me espera
nadie allá, voy corriendo a la materna hondura
donde termina el hueso, me voy a mi semilla,
porque está escrito que esto se cumpla en las estrellas
y en el pobre gusano que soy, con mis semanas
y los meses gozosos que espero todavía.
Uno está aquí y no sabe que ya no está, dan ganas de reírse
de haber entrado en este juego delirante,
pero el espejo cruel te lo descifra un día
y palideces y haces como que no lo crees,
como que no lo escuchas, mi hermano, y es tu propio sollozo allá
en el fondo.
Si eres mujer te pones la máscara más bella
para engañarte, si eres varón pones más duro
el esqueleto, pero por dentro es otra cosa,
y no hay nada, no hay nadie, sino tú mismo en esto:
así es que lo mejor es ver claro el peligro.
Estemos preparados. Quedémonos desnudos
con lo que somos, pero quememos, no pudramos
lo que somos. Ardamos. Respiremos
sin miedo. Despertemos a la gran realidad
de estar naciendo ahora, y en la última hora.

viernes, 20 de junio de 2008

Rezago de amor


No es el nuevo corte de pelo ni tu figura más delgada
Tampoco el detalle del aro ni el misterio de los guantes
Ni siquiera son tus formas ni tus letras.

Es el cómo te vistes por dentro
Cómo sonríes, cómo miras cuando miras, cómo me iluminas.

Es ese atuendo interior que me deja una estela
mezcla de amor y desamor.
Es un algo inmaterial que lo llena todo (y a ratos nada) y me recorre por dentro
Es lo tuyo que se queda en mí y lo mío que palpo en ti.

Porque nosotras sentimos tan distinto de ellos (¿cierto Nat?)
quise leer escritos de poetisas,
y me encontré con Gioconda Belli.
Se las comparto.
Como Tinaja
En los días buenos,
de lluvia,
los días en que nos quisimos
totalmente,
en que nos fuimos abriendo
el uno al otro
como cuevas secretas;
en esos días, amor
en mi cuerpo como tinaja
recogió toda el agua tierna
que derramaste sobre mí
y ahora
en estos días secos
en que tu ausencia duele
y agrieta la piel,
y el agua sale de mis ojos
llena de tu recuerdo
a refrescar la aridez de mi cuerpo
tan vacío y tan lleno de vos.

Como Gata Boca Arriba
Te quiero como gata boca arriba,
panza arriba te quiero,
maullando a través de tu mirada,
de este amor-jaula
violento,
lleno de zarpazos
como una noche de luna
y dos gatos enamorados
discutiendo su amor en los tejados,
amándose a gritos y llantos,
a maldiciones, lagrimas y sonrisas
(de esas que hacen temblar el cuerpo de alegría)

Te quiero como gata panza arriba
y me defiendo de huir,
de dejar esta pelea
de callejones y noches sin hablarnos,
este amor que me marea,
que me llena de polen,
de fertilidad
y me anda en el día por la espalda
haciéndome cosquillas.

No me voy, no quiero irme, dejarte,
te busco agazapada
ronroneando,
te busco saliendo detrás del sofá,
brincando sobre tu cama,
pasándote la cola por los ojos,
te busco desperezándome en la alfombra,
poniéndome los anteojos para leer
libros de educación del hogar
y no andar chiflada y saber manejar la casa,
poner la comida,
asear los cuartos,
amarte sin polvo y sin desorden,
amarte organizadamente,
poniéndole orden a este alboroto
de revolución y trabajo y amor
a tiempo y destiempo,
de noche, de madrugada,
en el baño,
riéndonos como gatos mansos,
lamiéndonos la cara como gatos viejos y cansados
a los pies del sofá de leer el periódico.

Te quiero como gata agradecida,
gorda de estar mimada,
te quiero como gata flaca
perseguida y llorona,
te
quiero como gata, mi amor,
como gata, Gioconda,
como mujer,
te quiero.

Cómo Pesa el Amor
Noche cerrada
ciega en el tiempo
verde como luna
apenas clara entre las luciérnagas.

Sigo la huella de mis pasos,
el doloroso retorno a la sonrisa,
me invento en la cumbre adivinada
entre árboles retorcidos.

Sé que algún día
se alzarán de nuevo
las yemas recién nacidas
de mi rojo corazón,
entonces, quizás,
oirás mi voz enceguecedora
como el canto de las sirenas;
te darás cuenta
de la soledad;
juntarás mi arcilla,
el lodo que te ofrecí,
entonces tal vez sabrás
cómo pesa el amor
endurecido.

Dios dijo
Dios dijo:
Ama a tu prójimo como a ti mismo.
En mi país
el que ama a su prójimo
se juega la vida.
Quebrá la Luna
Quebrá la luna entre tus manos,
hacela pedazos
y úntate de su polvo fino y negro.

Protejámonos de los símbolos
y de los sueños,
cubrámonos de las frustraciones
con una costra dura de realidad.

Aceptemos el día como día
y la noche como noche,
pasando por el tiempo
con la espalda recta y los ojos secos;
porque la mente no es dueña de la vida
y los deseos no son las leyes:
hay que acatar la moral y el orden,
revestirnos de una sonrisa de bolsillo,
apretarnos el corazón en un puño
y aceptar el sacrificio.

Sencillos Deseos
Hoy quisiera tus dedos escribiéndome historias en el pelo
y quisiera besos en la espalda
acurrucos
que me dijeras las mas grandes verdades
o las mas grandes mentiras
que me dijeras por ejemplo
que soy la mujer mas linda del mundo
que me querés mucho
cosas así
tan sencillas
tan repetidas,
que me delinearas el rostro
y me quedaras viendo a los ojos
como si tu vida entera dependiera de que los míos sonrieran
alborotando todas las gaviotas en la espuma.
Cosas quiero como que andes mi cuerpo
camino arbolado y oloroso,
que seas la primera lluvia del invierno
dejándote caer despacio
y luego en aguacero.
Cosas quiero como una gran ola de ternura
deshaciéndome
un ruido de caracol
un cardumen de peces en la boca
algo de eso
frágil y desnudo
como una flor a punto de entregarse a la primera luz de la mañana
o simplemente una semilla, un árbol
un poco de hierba
una caricia que me haga olvidar
el paso del tiempo
la guerra
los peligros de la muerte.

En la Doliente Soledad del Domingo
Aquí estoy,
desnuda,
sobre las sabanas solitarias
de esta cama donde te deseo.

Veo mi cuerpo,
liso y rosado en el espejo,
mi cuerpo
que fue ávido territorio de tus besos,
este cuerpo lleno de recuerdos
de tu desbordada pasión
sobre el que peleaste sudorosas batallas
en largas noches de quejidos y risas
y ruidos de mis cuevas interiores.

Veo mis pechos
que acomodabas sonriendo
en la palma de tu mano,
que apretabas como pájaros pequeños
en tus jaulas de cinco barrotes,
mientras una flor se me encendía
y paraba su dura corola
contra tu carne dulce.

Veo mis piernas,
largas y lentas conocedoras de tus caricias,
que giraban rápidas y nerviosas sobre sus goznes
para abrirte el sendero de la perdición
hacia mi mismo centro
y la suave vegetación del monte
donde urdiste sordos combates
coronados de gozo,
anunciados por descargas de fusilerías
y truenos primitivos.

Me veo y no me estoy viendo,
es un espejo de vos el que se extiende doliente
sobre esta soledad de domingo,
un espejo rosado,
un molde hueco buscando su otro hemisferio.

Llueve copiosamente
sobre mi cara
y solo pienso en tu lejano amor
mientras cobijo
con todas mis fuerzas,
la esperanza.
Y Dios me Hizo Mujer
Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.
*La foto es la portada del último libro de Giconda Belli, "El infinito en la palma de la mano".

miércoles, 11 de junio de 2008

Soledad sin pausa

A ratos la soledad me hace ruido.
Estar en este departamento inmenso
y vacío de cariños me hace caer.
Poco ayudan mis libros, el teatro, el cine, la danza, los amigos
Este juego perverso de meses está siendo erosivo para mi alma

Estaba aprendiendo bien de mi soledad.
Me estaba llevando bien conmigo misma
Estaba asumiendo y disfrutando el estar sola
Mi soledad se hacía armoniosa,
tomaba un compás que la volvía exquisita.

¿Para que me elevas si después me dejas caer?
¿Para que me quieres si en realidad no me quieres?
¿Para qué apareces luminoso si luego me dejas ciega de ti?

Y, en el dolor del cariño, decidí cerrar tiempos y espacios
Y así no caer en la tentación de
falsos despegues,
ambiguos cariños
y brillos que no son de oro.
Vuelvo a mi soledad para recuperar la armonía.
Vuelvo a la soledad para impregnarme de ella
y no ser vulnerable a mezquinas compañías.

Ventanas de soledades

(…) Soy yo Altazor el doble de mí mismo
El que se mira obrar y se ríe del otro frente a frente
El que cayó de las alturas de su estrella
Y viajó veinticinco años
Colgado al paracaídas de sus propios prejuicios
Soy yo Altazor el del ansia infinita
Del hambre eterno y descorazonado
Carne labrada por arados de angustia
¿Cómo podrá dormir mientras haya adentro tierras desconocidas?
Problemas
Misterios que se cuelgan a mi pecho
Estoy solo
La distancia que va de cuerpo a cuerpo
Es tan grande como la que hay de alma a alma
Solo
Solo
Solo
Estoy solo parado en la punta del año que agoniza
El universo se rompe en olas a mis pies
Los planetas giran en torno a mi cabeza
Y me despeinan al pasar con el viento que desplazan
Sin dar una respuesta que llene los abismos
Ni sentir este anhelo fabuloso que busca en la fauna del cielo
Un ser materno donde se duerma el corazón
Un lecho a la sombra del torbellino de enigmas
Una mano que acaricie los latidos de la fiebre.
Dios diluido en la nada y el todo
Dios todo y nada
Dios en las palabras y en los gestos
Dios mental
Dios aliento
Dios joven Dios viejo
Dios pútrido
lejano y cerca
Dios amasado a mi congoja (…)
Altazor (fragmento), Vicente Huidobro


"La soledad sin pausa de la que otros beben
a la hora del cocktail
no es mi vaso es mi tumba, me la llevo a los labios,
braceo en ella hasta perderme de vista
entre su oleaje morbido.
La soledad no es mi canario es mi monstruo
como si cohabitara con un asilo de locos".
Seis Soledades (fragmento), Enrique Lihn.