Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Ningún amor, Ninguna gloria

La última mirada (Maitencillo)

Él dijo:
“No ha habido un sólo día en todo este tiempo amargo
donde no te sienta habitar en lo profundo de mi corazón...”

Yo dije:
“...............”

La canción de Ningún amor, Ninguna gloria

The Blower's Daughter (Damien Rice)

AND SO IT IS
JUST LIKE YOU SAID IT WOULD BE
LIFE GOES EASY ON ME
MOST OF THE TIME

AND SO IT IS
THE SHORTER STORY
NO LOVE, NO GLORY
NO HERO IN HER SKY

I CAN´T TAKE MY EYES OFF YOU
I CAN´T TAKE MY EYES OFF YOU
I CAN´T TAKE MY EYES OFF YOU
I CAN´T TAKE MY EYES OFF YOU
I CAN´T TAKE MY EYES OFF YOU
I CAN´T TAKE MY EYES...

AND SO IT IS
JUST LIKE YOU SAID IT SHOULD BE
WE´LL BOTH FORGET THE BREEZE
MOST OF THE TIME

AND SO IT IS
Letras4U.com » letras traducidas al español
THE COLDER WATER
THE BLOWER´S DAUGHTER
THE PUPIL IN DENIAL

I CAN´T TAKE MY EYES OFF YOU
I CAN´T TAKE MY EYES OFF YOU
I CAN´T TAKE MY EYES OFF YOU

I CAN´T TAKE MY EYES OFF YOU
I CAN´T TAKE MY EYES OFF YOU
I CAN´T TAKE MY EYES...

DID I SAY THAT I LOATHE YOU?
DID I SAY THAT I WANT TO
LEAVE IT ALL BEHIND?

I CAN´T TAKE MY MIND OFF YOU
I CAN´T TAKE MY MIND OFF YOU
I CAN´T TAKE MY MIND OFF YOU
I CAN´T TAKE MY MIND OFF YOU
I CAN´T TAKE MY MIND OFF YOU
I CAN´T TAKE MY MIND...
MY MIND...MY MIND...
´TIL I FIND SOMEBODY NEW

domingo, 18 de mayo de 2008

El juego


actuar en francés: jouer
actuar en alemán: spielen
actuar en inglés: to play

Actuar, es jugar.
Actuar es jugar a ser otro siendo uno mismo.
Entonces exploro en mis emociones
y doy vida a una mujer déspota.
Me transformo, saco esa que no soy
pero que tengo escondida en emociones controladas.
Y me vuelvo cruel y castigadora.
Mi voz se torna grave,
si tuviera color sería negra como el azabache.
Mis gestos son rectos y decididos, no dejan espacios.
Miro desde arriba para que nadie me toque
¿Cómo podría siquiera permitir que alguien
posara sus ojos al mismo nivel que los míos?
Imposible, todo lo que me rodea me pertenece.

Vuelvo a jugar.
Esta vez me entrego a las manos de un desconocido.
Ni siquiera sé su nombre.
Estoy ciega y él es mi lazarillo.
Me rehúso, me trabo, me congelo.
Es el miedo a no tener el control…
Me siento perdida. ¿Lo estoy realmente?
Mas sus manos suaves me empujan para que lo siga.
Empiezo a dar los primeros pasos.
Aquellos que me hacen recorrer un espacio que desconozco;
aquellos que me muestran que sí puedo confiar en otro
y esos que me enrostran que no siempre tengo que controlar todo.
Mis otros sentidos se exacerban.
Y siento el río a nuestros pies, casi lo puedo ver.
Y siento el olor a tabaco a nuestro alrededor.
Podría asegurar que es un hombre alto y de sombrero el que lo fuma.
Y siento el calor de la estufa en mis pies y sé que es un día gris.
Entonces me desprendo de mis miedos
y me entrego en esas manos por las que ahora miro mi mundo.

El acto final.
El juego se acaba y vuelvo a mí.
El maestro dice que tenemos algo de esquizofrenia.
Yo digo que me encanta tener algo de locura.
Esta vez me voy llena de risa, los ojos brillantes y el alma libre.
He vuelto a mi centro, al primer bastión, lejos del caos.
Extrañamente se ha asomado el sol.

lunes, 5 de mayo de 2008

Y se vino la tormenta


Me cansé.
Parto desde esta estación.
Adoro la primavera y el verano, amo el sol.
Pero el sol se fue para mí y se llevó mis medias luna con él.


Se fue, se vino el otoño, melancólico como nunca.
Hace un par de años que el otoño me arrastra tormentas y caos.
El último me dejó apenas con respiración, apenas con habla y horizontal toda su estadía.
Convaleciente me atrapó el invierno, convaleciente lo viví lo mejor que pude, con un duelo eterno en mi alma que no podré borrar aunque me convenza de que fue fantasía.

Viví el duelo de la pérdida por partida doble: de lo que creí tener y no tuve y de lo que tuve en esa mirada amarilla plena de ternura y leal que se fue antes de tiempo. El invierno pasado lo sobreviví en duelo lo mejor que pude, pero en sus estertores me tenía preparado una regalo....tres décadas de vida me trajo y no estaba lista para eso. Pero valiente me paré de frente y le sonreí. Las recibí y también las celebré con el cariño de los otros pasajeros de mi viaje que más de una mirada de amor me han dado.

Este otoño me arrastra una nueva tormenta, una bien aguada, bien oscura, bien fría. Una tormenta que viene con látigos de indiferencia y traición. Una que huele a podrido desde ya. No sé si quiero subir a otros en esta estación, más bien quisiera bajar a varios y retener unos cuantos. Pero ese paso es demasiado doloroso, casi no me deja ver.

Yo quiero que unos se queden pero los inconscientes insisten en bajar. Testarudos creen que otros cariños los sanarán. Algunos quieren subir, pero no creo en esos que se animan en otoño. Y en invierno, volveré a estar convaleciente, porque en invierno casi siempre me voy. A ratos la lluvia me hace despegar, pero se viene un invierno seco...como seca he de quedar después de la tormenta que me arrastra este otoño.

Me cansé y por eso parto, dolorosa y quejumbrosa.
Me hastié de mendigar y que no me miren.
Me cansé y además se viene el invierno.

domingo, 4 de mayo de 2008

¿Qué fue lo que me enamoró?

No fue su sentir en letras, eso vino después.
No fue su música, eso también vino después.
No fue su pasión ni su discurso.
Fue lo que sentí cuando lo distinguí…

A propósito de algo que leí hace un par de días me puse a pensar qué fue lo que ocurrió que me enamoré en un par de minutos, porque fue así: miré, distinguí, sentí.

¿Es que este amor tiene que ver conmigo?
¿Es porque hace de puente hacia partes mías que desconocía o que había olvidado?

Y sentí antes de estar lista, porque eso también vino después.

Entonces ahora me hago cargo de mí, de mis dolores, mis tristezas, mis quebrantos de infancia y mis miedos. Son todos míos. Sobre todo los miedos, pero como no es cool tener miedo entonces me disfracé de valiente y erré.

Ahora estoy en el después. Botando el disfraz y recobrando la belleza en esta ventana. Esa belleza que destelló un tiempito cuando lo conocí…porque después vino el miedo.

Estoy comprendiendo lo que él sabe hace un rato largo ya y que fue el origen de porqué me enamoré.

Estoy retomando ese espacio en el que no eres para mí, sino que simplemente eres, y yo puedo mirarme y enternecerme con lo que eres…es un espacio, un pequeño paraíso. Una vez, un momento en el año, en el mes, en la vida, donde podamos estar y pueda mirarte y quererte como eres, no como me cuentas que eres o como escribes que eres o como te disfrazas para que te vean.

Y bajo los niveles de expectativas y celebro el cambio, el mío y el suyo.

¿Qué fue lo que me enamoró?
Fue lo que sentí de mí cuando lo distinguí.

(Después sumó su dulzura
y esos tintes de amargura que lo transforman en fugaz.
Después sumó su prosa
y esa pasión que lo envuelve por cada cosa que hace.
Después sumó su fragilidad
…aún después suma sólo porque es).

Aquí les dejo las imágenes de ¿Qué fue lo que me enamoró? rescatadas de Ameliè, sobre toda esa en la que late su corazón, esa en la que ella se hace agua, esa en la que llora, esa en la que disfruta y esa, ESA en la que lo acuna en su pecho….
También les dejo parte del soundtrack, Milonga del Ángel por Piazzolla.

Imágenes de ¿Qué fue lo que me enamoró?

Soundtrack de ¿Qué fue lo que me enamoró?