Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 29 de marzo de 2010

Presencia (o reconstrucción en el cielo)

I

Es lindo Valpo
El tiempo me enseñó a apreciarlo
Su encanto es sus colores, su historia, sus aromas, sus escalas
Es su forma de ojos redondos y curvos que miran al mar
Su encanto fue mi amor que rodó en los subibaja de sus callejuelas
En una cárcel que cuida el
puerto fue mi primera ‘pequeña muerte’
El ser de luna que puso rostro a mi sueño el culpable
Te redescubrí en un abrazo, Valpo

II
Tras el otoño y el invierno, la primavera
La del renacimiento en versión contrapuesta
Bella como tú.
Reinventarte
Por lo creativo de tu ser, por lo porfía de tu alma y porque sí
Y porque quiero y qué

III

¡¿POR QUÉ?!
Esa fue la pregunta del ocaso de un verano
Entonces inicié la búsqueda de la respuesta
Como nunca antes me entregué al tiempo, al silencio
La ruta de mi reencuentro…

IV

La pausa reconforta el alma
La distancia deja ver con claridad
El mejor remedio para el caos, el goce sin reloj en mano
Dejarse querer, la terapia perfecta.

V (el espejo)

Estoy hecha de amor
porque nací de un abrazo eterno y estremecedor
Estoy hecha de alegría
porque nací de un encuentro feliz
Estoy hecha de ilusiones y futuro
porque hubo meses de espera
Estoy hecha para sanar, para cuidar y contener

VI

Tu victoria es seguir pese a los obstáculos, estocadas de vida directo al centro de tu amor
Tu victoria es ir adelante marcando la ruta y abriendo portales, no a ti sino a otros
Tu victoria es vivir pese a la muerte que alguna vez acechó mi (tu) cuerpo
Tu victoria anhelada llegará envuelta en letras reconocidas y al unísono con mi Alma
Así sea

VII (la presencia)

Y fue la luna llena de marzo, espesa de niebla la que trajo la noticia
Cobarde entre nubes como ella misma pintada de post vida
Tímida y vergonzosa recién empieza gritar que es mujer
Porque era (es) tímida, cobarde y vergonzosa

Espera en parálisis, temeraria
Suelta en amarras eternas de expectación, controladora
Ama a todos esos hombres que son hijos, cobarde
Busca la perfección, ignorante no sabe que es una ilusión
De regreso sus lágrimas quiere, en el vacío no sabe navegar
Ciega, no ve que es la libertad.

1 comentario:

Benjamin dijo...

Bello todo. Como has crecido mujer.
Ha valido la pena esperar por esta publicación.

Un abrazo gigante mientras sigues soltando las amarras.

B